Menú

La Adrada Ayuntamiento

Fiestas y Ferias

San Blas

Las fiestas de San Blas se celebran durante los días 3, 4 y 5 de febrero.

El día 3, día grande San Blas, hay procesión y baile y el día 5, Santa Águeda, el baile de la tizne por la mañana y el Carnaval por la tarde.

El día 5, día de Santa Águeda, tradicionalmente un día de mando de las mujeres, antiguamente los adradenses salían a la calle y se tiznaban la cara con una patata manchada de hollín de las chimeneas y harina. Hoy en día, la tradición ha evolucionado a una guerra de huevos y harina en la que participan grandes y pequeños. Por la tarde, se celebran los primeros Carnavales del Valle del Tiétar.

Por estas fechas, en muchas casas se preparan los auténticos bollos de San Blas. Los hay de tres tipos: de aceite, de limón y sosos (de manteca de cerdo mezclada con vino y azúcar).

MERCADO MEDIEVAL

Desde el 2001 se viene celebrando en La Adrada, durante el puente de mayo, la feria medieval. El pueblo se llena de puestos de artesanía y banderines de colores. Ocas, burros, patos y hasta dragones recorren las calles adoquinadas del centro. Hay exhibición de tiro con arco, concurso de trajes medievales y mucha animación (cuentacuentos, teatro, bailes, fuegos artificiales). ¡Ya es un evento tradicional para los habitantes del pueblo!

La Virgen de La Yedra

La festividad de la patrona se celebra el segundo domingo de septiembre.
El domingo anterior al día de La Virgen de la Yedra, se traslada la imagen desde la ermita a la iglesia.
El sábado por la noche, víspera de la fiesta, hay una procesión que recorre las calles principales del pueblo para llevar a la virgen de vuelta a la ermita. Antes de meter a la Virgen en la ermita, los quintos cantan la ronda y, una vez está la imagen dentro del tempo, se canta la salve y el himno.
El domingo, festividad de la patrona de La Adrada, se celebra una misa solemne en el parque de La Nava y por la tarde se subastan regalos aportados por la gente del pueblo y los banzos, para volver a meter a la virgen de nuevo en la ermita hasta el próximo año.

Feria de Los Santos

La concesión por Enrique III en 1393 del «privilegio» a la Villa de La Adrada de organizar ferias y mercados, supuso para el pueblo una fuente importante de riqueza, ya que les permitía celebrar ferias en las que se comercializaban productos traídos de otros lugares, principalmente de Italia y Países Bajos, que abastecían los mercados con tejidos, perfumes, armas y ganado.

Como consecuencia de esto, surge a principios del siglo XX la Feria de Los Santos, celebración que duraba 3 o 4 días, aunque los preparativos comenzaban unos 15 días antes del inicio, se arrendaban prados a los habitantes de La Adrada para que el ganado ¾procedente principalmente de Salamanca, Ávila, Toledo y sur de Madrid¾ pudiera comer. La ubicación entonces era distinta a la de ahora, ya que como recuerdan muchas personas de La Adrada, el barrio del Torrejón era donde se instalaban las cabras, las ovejas y los cerdos, y en la Nava estaban los ejemplares equinos y vacuno.

En la actualidad, la Feria de Los Santos de La Adrada constituye un referente a nivel regional. En los últimos años se ha trabajado mucho para recuperar todo el esplendor de antaño, con la presencia de ganado de la provincia, exhibición de saltos a caballo, exhibición de corta de leña y feria de muestras y artesanía en el recinto de La Cotá.

El Salvador

ElEl día grande es el 6 de agosto y las fiestas se celebran durante los días 5, 6 y 7 de agosto, con las siguientes celebraciones:
Misa solemne, procesiones, toros, música y bailes en la Plaza, elección de Reina y Míster, carreras populares y caldereta en la Plaza de la Villa.

Son fiestas multitudinarias donde la diversión está garantizada hasta el amanecer.